Misión

Organización ciudadana dedicada a preservar aves mexicanas en riesgo de extinción www.txori.org

martes, 19 de febrero de 2019

Preocupa el futuro de las aves psitácidas en Islas Marías.


Boletín 1902

Febrero 18 de 2019

Zapopan, Jalisco − Tras la firma del decreto presidencial por el cual las Islas Marías dejarán de ser un reclusorio penal y se convertirán en centro cultural, ornitólogos especializados en psitácidos advierten riesgos de conservación para las poblaciones insulares de loro cabeza amarilla y de periquito catarina. 

Al respecto Víctor Busteros, director de Fundación Ornitológica Txori (FOT), comentó que en el año 2012 el doctor Anthony Mcculloc, consultor de Cites y colaborador de FOT, pudo visitar el archipiélago para evaluar el estado de conservación del loro cabeza amarilla y del periquito catarina, concluyendo que ambas especies contaban con poblaciones sanas y estables en al menos dos de las islas. Busteros recordó que en el caso particular del loro, el doctor Mcculloc sugirió que quizá se trataba de la última población silvestre viable de la especie en el Occidente de México, ya que para entonces se le consideraba extirpado en la mayoría de los estados que formaban parte de su área de distribución histórica en la vertiente del Pacífico.

El doctor Mcculloc y otros expertos en conservación afiliados a la Sociedad de Ornitólogos Psittacidae coincidieron en que el aislamiento y el acceso restringido, propios de la colonia penal en las islas, habrían contribuido a preservar con muy poca perturbación a las poblaciones de ambas especies.

El loro cabeza amarilla (Amazona oratrix) es una especie legalmente protegida, ya que está catalogada en peligro de extinción. El periquito catarina (Forpus cyanopygius) igualmente cuenta con protección, además de ser endémico, es decir, que unicamente se le encuentra en el Occidente de México. En ambos casos el tráfico ilegal y la pérdida de hábitat son sus mayores amenazas.

“Al cerrarse el penal las medidas de control en el archipiélago se relajarán. Además es de esperarse que se genere visitación en embarcaciones turísticas y privadas que podrían servir de transporte a los traficantes de fauna, quienes no tardarían en encontrar la forma de escabullirse furtivamente a tierra para saquear nidos y capturar aves en zonas de las islas con poca vigilancia”, señaló con preocupación Busteros.

Fundación Ornitológica Txori hace un llamado a las autoridades responsables del cuidado de las Islas Marías, en especial a los titulares de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), de la Secretaría de Marina (SEMAR) y de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), para que mantengan una vigilancia estricta y eficaz en el archipiélago. Asimismo para que en conjunto diseñen un plan de visitación controlado que permita conservar la biodiversidad del lugar como hasta ahora.

En México existen 22 especies nativas de aves psitácidas, todas bajo alguna categoría de riesgo, por tal motivo está prohibida y penada por la ley cualquier tipo de explotación o aprovechamiento de las mismas. 

miércoles, 11 de julio de 2018

Que la nueva SEMARNAT inicie el Programa Nacional para el Rescate de los Psitácidos y su Hábitat


Mtra. Josefa González Blanco Ortiz Mena, futura titular de la SEMARNAT (Foto: El Economista)

Además de su importancia cultural e histórica y del potencial económico que supone su atractivo en actividades ecoturísticas como la observación de aves, los psitácidos (pericos, loros, cotorras y guacamayas) son vitales en los ecosistemas que ocupan; al forrajear y alimentarse en las copas de los árboles ayudan a fertilizar los suelos, a proporcionar nutrientes a muchos de los organismos que viven en el sotobosque y algo que es fundamental: a dispersar semillas, propiciando así la regeneración natural de los bosques y las selvas, lo cual contribuye a reducir el impacto del cambio climático global. Por lo anterior sabemos que si cuidamos las poblaciones silvestres de estas aves (“especies sombrilla”) también protegeremos a otros organismos que comparten el hábitat. Lamentablemente las 22 especies de psitácidos mexicanos se encuentran bajo alguna categoría de riesgo debido a la destrucción de su hábitat y al tráfico ilegal de fauna silvestre.  

En Fundación Ornitológica Txori reiteramos la necesidad de crear el Programa Nacional para el Rescate de los Psitácidos y su Hábitat (PRONAPSI), confiamos que la nueva Semarnat, cuya titular será la maestra Josefa González Blanco, quien conoce muy bien la problemática, atienda nuestra propuesta y promueva la creación del PRONAPSI.

El PRONAPSI es una iniciativa que articula la conservación de especies en riesgo de extinción con la restauración de ecosistemas y el desarrollo social, vinculando a todos los actores involucrados; es decir, instancias de gobierno municipal, estatal y federal, comunidades, instituciones académicas, organizaciones civiles y privadas, para que de forma estrecha y coordinada trabajen en las siguientes acciones:

1. Detener la deforestación, especialmente en aquellos lugares en los que todavía hay presencia de poblaciones silvestres de psitácidos. Identificar estos sitios, protegerlos y, en su caso, restaurarlos, debe ser una prioridad.

2. Fomentar e incentivar entre la comunidad científica y académica el estudio de los psitácidos mexicanos y el ecosistema que ocupan, estableciendo como prioridades la ubicación geográfica de las poblaciones, el estado de conservación que guardan y la problemática concerniente a cada una de ellas. Asimismo, el diseño de alternativas productivas que a través de la conservación favorezcan a las comunidades humanas que comparten el hábitat.

3. Fomentar e incentivar la búsqueda de mecanismos sociales, legales y económicos que fortalezcan la protección de las psitácidas mexicanas y su hábitat. Rescatar los aspectos históricos, culturales e intangibles relacionados con ellas. Encontrar alternativas socioeconómicas que desincentiven el tráfico y comercio ilegal de las especies psitácidas, así como la destrucción de su hábitat. Promover actividades económicas sostenibles basadas en la apreciación y uso responsable de la naturaleza.

4. Establecer programas sociales municipales que vinculen la conservación de los psitácidos con las comunidades humanas que comparten el hábitat. Promover la educación y proporcionar capacitación permanente para desarrollar proyectos de aviturismo, turismo comunitario y/o rural. Lo anterior considerando las características particulares de cada comunidad, facilitándoles el acceso a recursos financieros y promoviéndolas como destinos ecoturísticos.

5. Reforzar la vigilancia, principalmente en los sitios de anidación, e incentivar la protección y denuncia ciudadana.

6. Combatir decisivamente a las redes de tráfico ilegal, poniendo especial atención en carreteras, puertos, aeropuertos, centrales camioneras y mercados tradicionalmente señalados por comerciar con fauna silvestre.

7. Levantar un inventario actualizado de los ejemplares en cautiverio y a partir de este buscar estrategias reproductivas, sobre todo en el caso de las especies que corren más riesgo, como el loro cabeza amarilla (Amazona oratrix).

8. Fomentar entre propietarios de mascotas y UMA el registro de psitácidos nativos, y en su caso el intercambio de ejemplares cautivos con fines reproductivos.

9. Mejorar la comunicación entre las autoridades competentes y las UMA dedicadas a la conservación de psitácidos.

10. Prohibir definitivamente la importación de aves cuyo origen sea silvestre, en especial especies exóticas catalogadas como invasoras.

11. Promover e incentivar entre las UMA intensivas la crianza de aves psitácidas nativas, sobre todo las especies endémicas y las mayormente amenazadas.

12. Diseñar y establecer un fondo financiero con recursos públicos y privados que permita sostener al PRONAPSI.

13. Apoyar e incentivar con recursos económicos y humanos a las UMA que crían en cautiverio aves psitácidas mexicanas con fines de conservación.

14. Promover y apoyar los proyectos técnicamente viables, cuyo principal objetivo sea la crianza-liberación de psitácidos mexicanos (aviarios y/o santuarios) con la finalidad de restaurar poblaciones y ecosistemas.

jueves, 30 de marzo de 2017

RESPECTO A LA INICIATIVA GENERAL DE BIODIVERSIDAD


Opinión de Fundación Ornitológica Txori en relación a la Iniciativa General de Biodiversidad propuesta por la senadora Ninfa Salinas del Partido Verde Ecologista de México y a las discusiones que al respecto se han generado entre las comunidades ambientalista y conservacionista del país.

1. Coincidimos en que la iniciativa contiene incongruencias y omisiones graves. Si se aprueba así generará mayores riesgos de conservación a las especies actualmente protegidas por la Ley General de Vida Silvestre (LGVS) y también a los ecosistemas naturales en los que habitan las reducidas poblaciones silvestres que aún existen.

2. Creemos que es preferible actualizar la ley vigente, revisándola periódicamente para adecuarla a las circunstancias que en su momento lo ameriten.

3. En cuanto al artículo 60 Bis 2 de la LGVS, relativo a las aves psitácidas, creemos que aún no existen las condiciones para levantar las prohibiciones en él establecidas.

4. Coincidimos en que es prioritario conservar in situ a las poblaciones de las 22 especies de psitácidos mexicanos. Sin embargo, la crianza en cautiverio con fines de conservación, restauración e investigación no debe menospreciarse, al contrario, es necesario incentivar a los criaderos legalmente establecidos que han tenido éxito en la reproducción de especies nativas. Al respecto cabe mencionar casos como los del cóndor de California y la guacamaya roja, especies que de no haber sido por la crianza en cautiverio estarían a un paso de desaparecer; o la paloma de Socorro, extinta en la naturaleza, pero con una esperanzadora población en cautiverio.

5. Aclaramos que no todos los criaderos de psitácidos (UMA) incurren en prácticas dolosas o con fines meramente mercantilistas, de hecho, hay varios que no realizan actividad comercial alguna, se financian con recursos privados y sus principales propósitos, además de la reproducción, son el rescate, la investigación y la educación ambiental con fines de conservación y restauración.

6. Estamos convencidos de que el punto clave para detener el tráfico de psitácidos es desincentivar su demanda como mascotas, en ese sentido la educación es fundamental para lograrlo.

7. Dada la precaria situación de las poblaciones silvestres de pericos, loros, cotorras y guacamayas, reiteramos que es necesario establecer un Programa Nacional para el Rescate de los Psitácidos y su Hábitat (Pronapsi), tal como lo propusimos a la Comisión Ordinaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado de la República en noviembre de 2012 (www.txori.org/doc121130).

Zapopan, Jalisco. Marzo 28 de 2017